¿Cómo limpiar, energizar y pedir ayuda a un cristal?

Foto de Esfera Dourada.    Cuando nos ofrecen, encontramos o compramos un cristal debemos limpiarlo para asegurarnos de que todas las energías recibidas y transformadas ya no estén activas.

Los cristales son Seres de Luz con una secuencia molecular perfecta y una sincronía electromagnética de alta frecuencia, lo que les permite ser receptores, transformadores, conductores y amplificadores de energía. Es por eso que la frecuencia de utilización y la intensidad que se les pide para ayudar a limpiar la energía de ciertos espacios físicos, a armonizar desequilibrios energéticos y vibratorios en los Seres Humanos, así como otros trabajos, hace importante que se limpien con cierta frecuencia. Una acción que exige también una energización, pues solo así los cristales pueden seguir siendo nuestros «guardianes».

¿Cuándo limpiar un cristal?

Cuando nos ofrecen, encontramos o compramos un cristal debemos limpiarlo para asegurarnos de que todas las energías recibidas y transformadas anteriormente ya no estén activas. La acción de limpieza inicial es fundamental para que luego se pueda avanzar en su energización y solo después se debe pedir ayuda.

Igualmente importante, es la operación de la limpieza de mantenimiento. Aquí es la sensibilidad y la conciencia las que dictan las reglas, basadas en la frecuencia y la intensidad de los trabajos realizados con el cristal. Por ejemplo, un cristal que está trabajando en un ambiente muy cargado de energías, debe limpiarse más de una vez al mes.

Para quien tiene conocimientos de Lenguaje Vibratorio, podrá usar el péndulo para saber si es necesario limpiar el cristal

¿Se limpian todos los cristales de la misma manera?

No. La limpieza siempre depende del tipo de cristal. Estos seres vivos tienen una composición mineral y un nivel de dureza que varía de cristal a otro, y son estas características las que determinan su sensibilidad a la acción de limpieza.

Un Cuarzo de Cristal o Topacio tiene un nivel de resistencia adecuado a una limpieza con agua, a la acción de un paño o de un pequeño cepillo para eliminar alguna impureza atraída por la contaminación del ambiente. El diamante trabajado es bastante resistente, pero se puede rayar facilmente con la operación de limpieza menos delicada.

Sin embargo, hay cristales como Lapislázuli, Azufre, Hematita o Selenita, entre otros, que son muy porosos o tienen un bajo grado de dureza, y deben limpiarse en seco o utilizando otros cristales. Se debe evitar limpiar con agua, ya que se corre el riesgo de disolver el cristal o hacer que pierda los colores originales.

Es fundamental verificar siempre qué tipo de cristal tenemos y seleccionar la limpieza más adecuada y en caso de duda, no se arriesgue, prefiera siempre una limpieza en seco, utilizando otros cristales o una limpieza vibratoria.

Foto de Esfera Dourada.     La limpieza energética se puede realizar colocando el cristal encima o junto a una gran drusa de Cuarzo de Cristal (en la foto), de Amatista o en alternativa cerca de una Selenita.

¿Cómo limpiar un cristal?

Es necesario tener un diálogo telepático con el cristal para sentir sus necesidades como, por ejemplo, una acción de limpieza. Para limpiar un cristal puede elegir tres formas: limpieza física, a través de otros cristales o una limpieza vibratoria.

  • La limpieza física, en seco, de un cristal puede hacerse con un paño de algodón o con un cepillo para eliminar la suciedad del polvo y de otros elementos acumulados. Esta es una limpieza adecuada, por ejemplo, para una drusa de Amatista, de Cuarzo de Cristal o de Geoda de Cristal. Nunca use productos químicos, ya que pueden reaccionar en contacto con los minerales del cristal y destruir este Ser Vivo. Otra forma de limpiar en seco un cristal, es usar la tierra. Envuelva el cristal en un paño de algodón y colóquelo bajo tierra durante un período de dos a siete días. Esta operación debe hacerse preferiblemente en la fase de la Luna Menguante. Después de quitar el cristal de la tierra debe lavarlo con agua corriente.
  • La limpieza con agua se puede hacer con agua del grifo o agua de la fuente. Lave el cristal, puede dejarlo sumergido en agua durante unas horas o incluso de un día para otro. Sin embargo, si desea limpiar una fuente de Cristal de Cuarzo donde ya hay rastros de piedra caliza, entonces mezcle un poco de alcohol de vino en el agua para poder eliminar estos pequeños residuos.
  • Si la limpieza se realiza a través de un cristal, entonces elija un ejemplar con fuerte soporte vibratorio. Elija una Drusa de tamaño mediano o grande de Cuarzo Cristal, de Amatista o una gran Selenita. La interacción de este gran cristal será suficiente para limpiar la energía de sus cristales.
  • Para una limpieza vibratoria, es fundamental que tenga conocimientos de lenguaje vibratorio y sepa usar el péndulo. Para aquellos que estan habilitados, pueden limpiar fácilmente las energías nocivas, negativas, de magia negra, de las matrices de las enfermedades o de las matrices maléficas.

¿Cómo energizar un cristal?

La energización más común de un cristal es a la luz de la Luna y del Sol.

Para energizar un cristal, colóquelo en un cuenco de barro lleno de agua pura, recogiendo la segunda noche de Luna Llena hasta la mañana del día siguiente. Lo ideal es hasta las 9:00 am, cuando la intensidad del sol aún no es muy fuerte, ya que hay cristales que pueden ver alterados sus colores originales o sufrir otros daños con la intensidad solar.

Este es un cuidado, por ejemplo, para cristales como la Amatista, Lapislázuli, Cuarzo Rosa o Verde, Aguamarina o Turquesa, entre otros. Lo ideal es captar la fuerte energía femenina de la Luna y solo las primeras horas de rayos solares que transmiten la energía masculina.

También puede energizar el cristal a través de la tierra – enterrar el cristal en el bosque -, el mar o hacerlo a través del Lenguaje Vibratorio de la Vida a Base Molecular.

¿Cómo pedir ayuda a un cristal?

Al pedir ayuda a un cristal, tenga un objetivo predefinido. Puede ser para transformar energías en el hogar, en el lugar de trabajo, ayudar en procesos de curación, expansión de la conciencia cósmica o simplemente protección, entre otros.

La forma más sencilla de hacerlo es a través de la meditación. Aquí es necesario elegir un ambiente sereno y relajante, en casa, al aire libre, para que pueda sintonizar con el cristal. Ponga el cristal en sus manos, sienta su energía y toda la interacción con la organización del Reino Mineral y sus responsables, piense o verbalice qué ayuda necesita del cristal. Urilice un pensamiento claro, conciso y positivo. Por ejemplo, si necesita protección, entonces pida permiso para que los responsables del Reino Mineral ayuden al cristal a cumplir la misión de protegerlo.

Es necesario tener en cuenta que el cristal debe ser tratado con respeto y amor, ya que es un Ser Vivo del Reino Mineral. Las propiedades energéticas y vibratorias de un cristal impactan nuestra energía vibratoria, así como en la energía del espacio donde se ubicará el cristal y aún en la energía de los demás. Los cristales constituyen la materialización de la energía vibratoria de las estrellas y es esa energía de las estrellas la que hace la conexión vibratoria y celular entre los cuatro reinos del Planeta.

Foto de Pixabay.       Los cristales constituyen la materialización de la energía vibratoria de las estrellas y es esta energía la que hace la conexión entre los cuatro reinos del Planeta.

Sienta más sobre Cristales en:

Esencias florales vibratorias son un «tesoro» de la naturaleza

Los yacimientos de cristales son la energía de las estrellas

Una mirada más cercana a 18 cristales

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide