Elimina la ansiedad y el estrés con cinco aceites esenciales puros y biológicos

Foto de Manuel Alvarez en Pixabay.       La ansiedad es cada vez más común en la sociedad y la aromaterapia, que utiliza las propiedades y principios activos de las plantas en su forma natural, ayuda a disipar este desequilibrio.

Los aceites esenciales orgánicos y 100% puros de Lavanda, Bergamota, Ylangue Ylangue, Pachulí o Manzanilla ayudan a alejar la sensación de ansiedad y estrés de la vida cotidiana, cada vez más común en nuestra sociedad y que no distingue edad ni género. Es un desequilibrio emocional que se refleja en un aumento de la inseguridad o preocupación, y a nivel físico puede provocar cambios en la presión arterial, frecuencia cardíaca y/o mareos.

El uso de la aromaterapia, una terapia holística que utiliza las propiedades y principios activos de las plantas en su forma natural, puede ser una herramienta para disipar el nivel de ansiedad y estrés, evitando perturbaciones más profundas en el Cuerpo, el Alma o el Espíritu.

La mejor forma de utilizar el aceite esencial en caso de ansiedad o estrés es la inhalación, ya que de esta forma la información contenida en las moléculas del aceite esencial llega rápidamente al cerebro y puede comenzar a reequilibrar emociones y sentimientos de inmediato.

El uso de un inhalador o de un difusor, en casa o en la oficina, son los instrumentos más adecuados para una inhalación rápida y eficaz. Sin embargo, los aceites esenciales también pueden aliviar la ansiedad y el estrés mediante masajes (aquí el aceite esencial debe mezclarse con un aceite vegetal para que la piel absorba todas las propiedades y principios activos del aceite esencial) o en un relajante baño de bañera. En este caso, para un adulto debe mezclar hasta 10 gotas de un aceite esencial, o mezclar varias gotas, en el agua del baño. Alternativamente, también puede usar sales de baño, compuesto por aceites esenciales biológicos, 100% puros y naturales.

Descubra las propiedades de cinco aceites esenciales:

Lavandín o Lavanda (Lavandula officinalis) es un subarbusto de 30 a 60 cm de altura, originario del borde del Mediterráneo, que crece en laderas y montañas entre 800 y 1800 metros. Silvestre o cultivada, la lavanda es un pilar precioso de nuestra flora, pero también una base imprescindible en perfumería, cosmética y aromaterapia, gracias a su inconfundible aroma dulce, floral y herbáceo. De las propiedades de la Lavanda destacan las propiedades antiinfecciosas, antiinflamatorias, antisépticas, analgésicas, cicatrizantes, relajantes o sedantes. Sus principios activos actuarán sobre el sistema nervioso, reduciendo la ansiedad, la ansiedad, el estrés, las alteraciones del sueño o los pensamientos negativos. A nivel más físico, las propiedades de esta planta son beneficiosas para tratar eccemas, heridas, quemaduras, dermatitis, acné, tos, flemas, entre otros.

Bergamota (Citrus bergamia) es un árbol de la familia de los naranjos y limoneros que alcanza una altura de entre 3 y 4 metros y se cultiva principalmente en África Occidental, Italia y España. Su fruto, del que se extrae la piel, se ha utilizado mucho en la medicina popular italiana, sobre todo en Bérgamo, al noreste de Milán, en la región de Lombardía, donde fue ampliamente utilizado para combatir las fiebres. La bergamota tiene propiedades antiinfecciosas, antiespasmódicas, sedantes y calmantes que actúan sobre el organismo para equilibrar la ansiedad, la inquietud, el estrés, el insomnio, promover la autoconfianza, la ligereza y la alegría. A nivel físico, está indicado para situaciones de psoriasis, acné, eccemas, molestias intestinales, estreñimiento, entre otras. La bergamota tiene un aroma floral intenso, fresco, calmante y relajante.

Ylangue Ylangue (Cananga odorata) es un árbol originario de Asia, particularmente de las islas del Océano Índico, coronado por hermosas y grandes flores amarillas. Significando «flores de flores», el ylangue-ylangue se usaba principalmente en la antigüedad por sus beneficios para la piel. Hoy en día, su aceite esencial es especialmente apreciado por ser un tranquilizante, promover el fin de la ansiedad, el estrés, la depresión, la angustia, el insomnio, ciertas fobias y frustraciones, ofreciendo una sensación de seguridad y paz interior. Se trata de las propiedades de ylangue-ylangue: antiséptico, hipotensor, antiespasmódico, antidepresivo o sedante… A nivel más físico, esta planta está indicada para situaciones de impotencia, taquicardia, hipertensión, bronquitis asmática o acné. Ylangue ylangue ofrece un aroma floral, dulce, denso y femenino, con matices afrutados y amaderados,

Patchouli (Pogostemon cablin) es un pequeño arbusto tropical de unos 50 cm de altura, de color verde oscuro y con follaje siempre verde que forma parte de la familia Lamiaceae. Esta planta ofrece propiedades como bactericida, antifúngica, expectorante, antiinflamatoria, antiséptica, analgésica, antialérgica, cicatrizante, sedante, hipotensora, regeneradora de la piel. Este paquete de propiedades ayuda a frenar la ansiedad, el estrés, la angustia, estimula el coraje, la estabilidad y el arraigo, es decir, elimina miedos, tensiones e incertidumbres. A nivel más físico, es beneficioso para combatir varices, hemorroides, celulitis, retención de agua, premenopausia, micosis, acné, entre otros. El patchouli tiene un olor dulce, intenso y herbáceo.

Manzanilla (Chamaemelum nobile) se origina en Europa del Este y Medio Oriente, pero hoy se extiende por Europa y coloniza tierras abandonadas y campos sin tratar. Especie silvestre o cultivada, la manzanilla se cosecha en verano, en plena floración. La manzanilla es reconocida por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas, antiespasmódicas y calmantes, que ayudan a frenar la ansiedad, el estrés, la angustia, los espasmos intestinales, el insomnio. A nivel emocional, la manzanilla purifica el cuerpo emocional y astral y potencia la inteligencia del corazón. Esta planta tiene un aroma intenso, dulce y floral.

Foto de Esfera Dourada.     Los aceites esenciales orgánicos y 100% puros de lavanda, bergamota, ylangue ylangue, patchoulí o manzanilla ayudan a controlar los niveles de ansiedad y estrés.

Este texto es una concientización y se estableció en base a varios trabajos relacionados con la aromaterapia y su uso tradicionalmente reconocido a nivel mundial. Según la época del año y el momento en el que se encuentren, corresponde a cada Ser sentir qué aceite esencial utilizar. Los aceites esenciales no son productos peligrosos, pero son poderosos y requieren un uso cuidadoso y responsable. Para niños, embarazadas o en período de lactancia, siga las recomendaciones de un profesional de la salud. 

Sienta más sobre los Aceites Esenciales en:

Los aceites esenciales y los hidrolatos son secretos de la aromaterapia

Conozca seis aceites esenciales para dar más energía a su día

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide