¿Gripe? Es sólo una eliminación

Foto de Pepper Mint en Pixabay.   La caída de las hojas en otoño es el ciclo natural del clima en el Planeta y el Ser Humano debe tener conciencia y fluidez para saber acompañarlo.

Al inicio de cada temporada pueden surgir reajustes celulares nombrados como gripe, resfriado o alergias.

¿Por qué?

Es el ciclo natural del clima en el Planeta y el Ser Humano debe tener conciencia y fluidez para acompañarlo.

No es por casualidad que los árboles inician la caída de las hojas en el OUTONO, la primera estación, en una preparación para la gestación desarrollada en el INVIERNO que permitirá la germinación, a ocurrir en la PRIMAVERA, y la cosecha del fruto, que se hace en el VERANO.

Es esta interacción entre las cuatro estaciones del año y la influencia de los cinco elementos de la naturaleza (Aether, Aire, Fuego, Agua y Tierra) que el Ser Humano a veces no consigue acompañar, el ritmo de esas transiciones.

Es fundamental seguir estas transiciones en estos ciclos de tres meses, o más concretamente de 45 en 45 días (ver texto sobre las estaciones del año).

En el OTOÑO, bajo la influencia del elemento agua, se da el ciclo de liberación de sentimientos, recuerdos, emociones, pensamientos, actos y de ciertas energías y es posible que surjan alteraciones respiratorias nombradas como: resfriado, gripe, laringitis, bronquitis, neumonía o alergias, entre otras. En esta fase, nuestros órganos más afectados son los riñones y la vejiga, donde también pueden surgir infecciones urinarias o ciertas manifestaciones renales.

Las eliminaciones que no se resuelven pueden provocar bloqueos y volver a manifestarse en otras estaciones del año:

  • En INVIERNO, bajo la influencia del elemento tierra, hay un mayor descanso y recogimiento para recibir y aumentar la energía de nuevas semillas y de una nueva evolución. Cabe al Ser Humano, también en su recogimiento, ir a su esencia para crear internamente nuevos patrones, proyectos y nuevos sentimientos. Todo este nuevo movimiento nos llega por la sangre y simbólicamente saber digerir esta nueva información a través del estómago y del bazo;
  • En PRIMAVERA es el elemento aire que ejerce mayor influencia en la responsabilidad de una nueva germinación. Siguiendo este movimiento, el Ser Humano tiene que saber respirar, simbólicamente la energía del aire de una nueva dinámica creada por si mismo en INVIERNO. Los pulmones e intestinos que hacen la distribución de esa energía son los principales responsables de esta nueva germinación;
  • En VERANO, bajo la influencia del elemento fuego, es el momento de cosechar el fruto de todo el trabajo realizado en las temporadas anteriores. Así, el Ser Humano debe usar su conciencia para cosechar sólo lo que sembró y debe interactuar y saber cambiar con los demás. Es a través del hígado y de la vesícula, portador de un fuego alquímico, que permite hacer este recibimiento e intercambio.

El Ser Humano debe permitir que este proceso de eliminaciones ocurra naturalmente, pues de lo contrario se acumularán, temporada tras temporada, penalizando el ciclo de renovaciones, de siete en siete años, donde la consecuencia podrá permitir la creación de estrés negativo o incluso desequilibrios degenerativos.


Foto Mojca JJ en Pixabay.   Ante los primeros síntomas de una gripe o resfriado detenga el desequilibrio, respire profundamente y prepare un baño caliente de sal marina y jengibre.

¿Qué hacer a las primeras señales de este tipo de eliminación?

Cualquier de estas eliminaciones dan señales 48 horas antes a través de estornudos, frío interno, dolor de cabeza, garganta y el propio cuerpo.

No entre en pánico.

El pánico es una falta de control en nuestra dualidad, entre nuestra energía femenina y masculina y viceversa, entre nuestro hemisferio izquierdo y derecho, en nuestra verticalidad y soporte vibratorio.

Escuche el corazón de su Ser Interno. Respire fondo nueve veces, inspirando y expirando lentamente, para centrar la energía en sí.


Foto de Esfera Dourada.       Propóleo y Equinácea pueden ayudar a superar las eliminaciones nombradas como gripes o resfriados.

Qué tomar para ayudar

  • Con las primeras señales debemos tomar por ejemplo fitoterapia:

Propóleo (de preferencia puro – atención, verifique si es alérgico – evite colocarlo en un vaso de agua, porque todas las propiedades se quedarán en el vaso y no en el organismo), Equinácea, Tomillo y Eubiótico

  • Florales o esencia de flores:

Rescue o RQ7.

  • Debe beber té cuatro veces al día:

Té de tomillo, poleo, ajedrea, canela, clavo o té de limón, (puede endulzar con miel), y beber también agua, intercalada, pues ésta ayuda a la acción de eliminación que el cuerpo se está proponiendo hacer.


 

Baño de sal y jengibre

También tenemos la gran ayuda del baño de sal y jengibre, preferentemente al acostarse. Una o dos veces al día, debe preparar un baño de inmersión caliente, donde el agua debe llegar a las axilas. En esta agua coloque dos manos llenas de sal marina y dos cucharas de jengibre, (atención si tiene presión arterial alta, reduzca la temperatura del agua hasta que se quede tibia) y deje flotarse durante 20 minutos. Durante este período, aproveche para cerrar los ojos, relajarse al máximo, respirando lenta y profundamente durante 18 veces, para relajarse totalmente. A continuación, sin retirar la sal y el jengibre del cuerpo, límpiese y beba más un té o un agua y deje que el sueño le ayude a recuperarse. Debe reposar al menos una hora después del baño, si no se toma por la noche (leer más sobre baños de jengibre en texto y vídeo en este sitio web).

Si no tiene bañera puede usar un recipiente de agua caliente con sal y jengibre, siendo que los pies deben quedar sumergidos hasta los tobillos


 

Toallas de jengibre

Utensilios necesarios:

  • tres toallas de la cara, blancas dobladas dos veces en su longitud;
  • un plástico un poco mayor que la anchura y la longitud de su espalda;
  • una cuchara de madera;
  • sal marina y polvo de jengibre;
  • dos litros de agua;
  • una cacerola.

Coloque la cacerola al fuego con agua ya caliente con una cucharada de jengibre y dos cucharadas de sal marina. Una vez en ebullición, apague el fuego y lleve la cacerola al fregadero. A continuación, sujete en la primera de dos toallas medias, dóblela en la vertical dos veces y junte las dos puntas que quedan en su mano. En el medio de la toalla, coloque el cable de la cuchara de madera para poder sumergirla en el agua caliente, sin quemarse. Levante después la toalla de la cacerola y comience a torcer para que ésta se quede bien caliente, pero apenas humedecida. Torcer las tres toallas envolverlas en el plástico y llevar todo a la habitación.

Después es sólo colocar con cuidado las dos toallas en la espalda de la persona que está acostada boca abajo. La tercera toalla es atravesada de hombro a hombro. Tenga en cuenta que las puntas frías no deben ponerse en contacto con el cuerpo, girándolas hacia arriba. Luego se cubren las toallas con un plástico grande para hacer de invernadero y se tapa a la persona de inmediato con las mantas. Las toallas deben ser retiradas 30 minutos después, pero no hay problema si te quedas dormido. El descanso y el sueño ayudan en el 50% a 70% la recuperación, pues los cuerpos sutiles y los vórtices vibratorios trabajan a otros niveles de realidad (sienta más en texto y vídeo sobre toallas de jengibre en este sitio web).


Foto de congerdesign en Pixabay.   La fiebre significa que el sistema inmunitario está actuando contra el estrés que afecta al cuerpo.
 

Qué hacer con la fiebre

La fiebre debe ser sentida con conciencia, pues es un signo de que el sistema de defensa de nuestro organismo entró en acción a favor de un rápido reequilibrio. La fiebre es controlada por nuestro sistema inmunológico, a través de nuestra dualidad expresada por las primeras tres capas de la piel (ectodermo, mesodermo y endodermo), correspondientes a los tres principios filosóficos de la vida (Tao, Ying y Yang), a las tres primeras capas del alma, al elemento Aether y al meridiano triple-calentador. La temperatura del cuerpo varía con cada ser humano, así que es necesario caracterizar el tipo de fiebre. Hay las fiebres continuas y persistentes (se mantienen a lo largo del día), las intermitentes (varían durante el día) y las fiebres esporádicas.

La temperatura del cuerpo (fiebre) está alineada con la influencia de las mareas del mar. En la marea alta es natural que la fiebre suba y en la marea baja descienda. Pero si en la marea baja la fiebre continúa alta entonces es señal de que el organismo presenta el inicio de una infección. Querer no tener fiebre, es querer no resolver una dinámica interna entre una eliminación o reestructuración y una nueva orden. En la práctica, es lo mismo que llamar a la policía o los bomberos, pero luego impedir que éstos ejerzan sus funciones. Es necesario tener conciencia de que al hacer o tomar algo para frenar la fiebre es lo mismo que pedir al sistema de defensa para dejar de actuar a favor de un reequilibrio (leer más en texto sobre la psicostasis).

¿Cómo actuar?

En fiebres consideradas bajas, la mejor solución es no tomar nada y controlar, por ejemplo, con toallitas de agua fría en la frente. También puede usar rodajas de patata o manzana, ambas con cáscara, aún té de manzana con cáscara y tomar la equinácea, el tomillo y el floral rescue o RQ7.

En temperaturas más altas, 38 ºC o 39 ºC, dependiendo de persona a persona, puede usar floral de Bach Rescue o RQ7 en la frente, fuentes, nuca, detrás de las orejas, rodillas y parte interior de las muñecas. También puede tomar ese floral, de acuerdo con su naturaleza, pues tiene una función de auto regeneración. En el caso de fiebres más altas debe tomar la fitoterapia o un baño de sal y jengibre y en el caso de infección puede recurrir a la homeopatía.


Foto de Gerd Altmann en Pixabay.     Unas gotas de Thuya ayudan a combatir la tos.

Cómo hacer frente a la tos

La tos es normalmente resultado de una eliminación, actualiza a través de las vías respiratorias y puede ser ayudada con:

Fitoterapia – Thuya, Equinácea, 

Florales – Floral de Rescue o RQ7

Homeopatía – Thuya

Todavía puede utilizar, al acostarse, pomadas de thuya, propóleo o brotes de roble. La pomada elegida debe aplicarse en el pecho, en la espalda y en las plantas de los pies.


Solución a través del lenguaje vibratorio

Para quien ya tiene nociones sobre el lenguaje vibratorio a la base molecular y sabe usarlo a través de la radiestesia, con la ayuda de un péndulo y su micro organización entre metales alquímicos, planetas y constelaciones, puede ni siquiera necesitar tomar nada de esto (leer más en textos sobre el lenguaje vibratorio de la vida).


Foto de kamila211 en Pixabay.   Una alimentación de productos biológicos contribuye a equilibrar el organismo.

Alimentación

En caso de eliminación, la alimentación carece de una atención especial, que varía de persona a persona, de acuerdo con su naturaleza y función. Cuando el organismo está en proceso de eliminación o reestructuración no son necesarios muchos alimentos, ya que 75% de la energía necesaria para una digestión puede ser centralizada para ayudar a los sistemas involucrados en el reequilibrio del cuerpo. Es preferible tomar agua, tés de hierbas naturales y frescas o zumos naturales (zanahoria, manzana …).

Incluso después de una eliminación se debe evitar, al menos durante 14 días, comer carnes rojas, productos lácteos y sus derivados y bebidas gaseosas. Es importante optar por verduras, frutas de preferencia 100% biológicas y no olvidar los superalimentos como el ajo, el jengibre, la cebolla, el limón, la miel, la cúrcuma, además de las hierbas aromáticas.


Lo que debo tener en casa

Para evitar sorpresas de último minuto en caso de estrés de eliminaciones se deben tener en casa productos naturales como:

Fitoterapia: Equinácea, Própoleo, Thymus, Eubiótico, Flor de Azahar.

Florales de Bach: Rescue

Otros ingredientes: Jengibre en fresco (raíz) o polvo y flor de sal marina.

 

Este texto es una toma de conciencia. De acuerdo con la estación del año y el momento en que se encuentra, cabe a cada uno sentir si debe usar esta opción. La frecuencia depende de la naturaleza de la condición física de cada ser humano.

 

Sienta más sobre Gripe en:

Toallas de jengibre para reponer los flujos de energía

Baños de Sal y Jengibre para regenerar energías

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide