Covid-19 abre la puerta a una nueva conciencia en el Planeta

Foto de Fernando Zhiminaicela en Pixabay.    El estrés negativo provocado por el Covid-19 ha permitido una reducción brusca de la contaminación en el mundo, lo que se ha traducido en aire más limpio, aguas más cristalinas y ha surgido hasta vida salvaje donde hace mucho tiempo no se veía.

Aquí en el Hemisferio Norte, donde lentamente sopla el viento y se oye el canto de pajaritos con el inicio de la Primavera, en su perfecta dualidad con el Otoño en el Hemisferio Sur, constatamos que el Planeta Gaia, la Madre Tierra, está viviendo una renovación. Se trata de un proceso de evolución, en todo semejante a lo que sucede en los Seres Humanos cada siete años.

Estamos viviendo un ‘Solve‘, que se encuentra en la fase Nigredo, tal como nos muestra la Obra Alquímica de la Psicostasia (pesaje del alma) dejada en papiros por hierofantes del antiguo Egipto. Este es un movimiento celular materializado en dos etapas, Solve y Coagula, siendo que esta última etapa integra tres fases: Albedo, Citredo y Rubedo.

Las tres energías de la vida se encuentran en este momento en estado neutro para permitir que el Ser Humano, individualmente, transforme el estrés negativo en que vivimos, a nivel global, en estrés positivo.

¿Covid-19 es la cara visible de este estrés?

Sí. El virus SARS CoV-2, llamado Covid-19, no pertenece a las Leyes del Universo ni a las Leyes de la Naturaleza, y su propagación, intencional o no, está permitiendo al Planeta ejercer una renovación acelerada.

El pánico lanzado sobre el Ser Humano, la restricción de libertad impuesta en la generalidad de los Estados a nivel mundial, el confinamiento de los pueblos, la obligatoriedad de uso de máscara en el día a día y el miedo, inculcado en el subconsciente, está controlando hasta el simple acto vital de respirar oxígeno.

Esta ola gigante de estrés negativo ya ha permitido en los últimos 12 meses ofrecernos una reducción abrupta de contaminación en el mundo, lo que se traduce en aire más limpio, aguas más cristalinas y surgió hasta vida salvaje donde hace mucho no se veía. Se ha demostrado que la menor intervención del Ser Humano en el Planeta tiene un impacto extremadamente positivo.

Solo una renovada conciencia del Ser Humano llevará a las sociedades, democráticas o no, a frenar el consumismo desenfrenado, el alucinante ritmo de explotación de recursos naturales, hecho muchas veces a costa de guerras (pagadas con miles de víctimas mortales) y a dejar de producir niveles incesantes de contaminación. En la práctica, el «Estado de Emergencia Climática» en el que vivimos, puede terminar si existe un respeto generalizado por los ecosistemas naturales, compuestos por los reinos Mineral, Vegetal, Animal, de Seres Humanos y del propio Planeta GAIA, la Madre Tierra.

El cambio necesario de paradigma está en sintonía con el inicio de la Nueva Era de Acuario, también conocida como Era Cuántica de Oro que emite una frecuencia elevada en fotones, cuantos de Luz, Amor e Inteligencia del Corazón. Esta es la primera Era del nuevo ciclo de precesión de la Tierra [como sabemos, el movimiento de precesión tiene una duración de 26.000 años, el cual dividido por 12 permite que cada Era tenga alrededor de 2.160 años], en que entramos en el inicio de este nuevo siglo. Estos son los pilares que están disponibles para ayudar a romper y transformar el ‘status quo’ heredado de la antigua Era Zodiacal de Piscis, cuyas energías opuestas no complementarias promovieron una sociedad patriarcal terminado en total desorden, alcanzando en su final un estado de total putrefacción, como son ejemplo las innumerables enfermedades degenerativas que se han propagado en la sociedad.

Así, la ola de estrés del Covid-19 está provocando en el Ser Humano, en las organizaciones, públicas y privadas, en la sociedad en general, una necesidad de cambio. Véase la adhesión al teletrabajo en el mundo laboral, la apuesta por la enseñanza con base tecnológica innovadora y a distancia o las nuevas estrategias de gestión, organización y planificación que comienzan a surgir a escala global.

En ese ámbito, aunque a un ritmo aún tímido, comienzan a acelerarse políticas tendientes a una mayor armonía de la sociedad con el Planeta. Por ejemplo, la Comisión Europea ya ha aprobado el Pacto Ecológico para 2030 y prevé la transformación de al menos el 30 % de las tierras y los mares de Europa en zonas protegidas. Los objetivos de este pacto son también la reducción a la mitad del uso de plaguicidas, el mantenimiento de al menos un cuarto de la tierra cultivable en modo de producción ecológica, la plantación de tres mil millones de árboles, así como la renaturalización de 25 mil kilómetros de ríos. Esta política se encuadran en la decisión de la Unión Europea de alcanzar la neutralidad carbónica en 2050.

El Ser Humano está despertando a una nueva conciencia sobre , buscando mantener su salud a través de una alimentación de la Nueva Era de Acuario, que es basada esencialmente en alimentos crudos, a base del reino vegetal y biológico, o sea, sin químicos y pesticidas. La agricultura, la industria y el medio ambiente van a ganar una dinámica cada vez más verde. Esta nueva conciencia va a vencer la parte animal que existe en el Ser Humano, para que éste pueda asumir su papel de mediador entre el Cielo y la Tierra.

Esta es una oportunidad para que se desarrolle una nueva conciencia de armonía entre los Seres Humanos y, sobre todo, de estos hacia el Planeta.

Si estamos viviendo un Solve, ¿qué sigue?

Después del Solve, vamos a entrar en la etapa Coagula, comenzando por la primera fase que es en Albedo (según la Obra Alquímica de la Psicostasia). Vamos a asistir a una selección natural de los elementos que componen la actual sociedad. Solo debe permanecer activo lo que tiene calidad a la luz de la Nueva Era de Acuario. Se trata del pesaje. Este es un paso esencial para que se progrese hacia la fase en Citredo, la segunda de la etapa de Coagula. Es en esta fase que se debe comenzar a añadir una nueva conciencia, resultante de la transformación del estrés negativo en positivo, a lo que queda de la actual sociedad. De esta unión, ya en la fase en Rubedo (la tercera y última de la etapa de Coagula), las energías esenciales de la vida ya deberán estar vibrando cualitativamente dentro de la nueva conciencia cuántica. Es decir, para el año 2027, el Planeta GAIA, la Madre Tierra, deberá haber constituido los cimientos de una sociedad teocrática con los principios y frecuencias cuánticas de la nueva Era de Oro.

Esta evolución puede compararse con las estaciones en las que Solve representa el otoño. Aquí los árboles pierden las hojas, pero no están muertos, están cambiando. El invierno es la primera fase de la etapa de Coagula, fase en Albedo, donde la lluvia y el frío prueban el soporte de los árboles. La primavera es la segunda fase de Coagula, fase en Citredo, en la que los árboles crean una nueva dinámica en equilibrio y en la que las flores y las hojas nacen con mayor vitalidad que las anteriores. En verano, tercera y última fase de la etapa de Coagula, fase en Rubedo, los árboles, si siguen su ciclo normal y perfecto, dan su fruto. Esta es la secuencia natural de la vida que los Reinos Vegetal, Animal y Humano deben respetar y seguir.

Foto de Fernando Zhiminaicela en Pixabay.  Está abierta la puerta para que se desarrolle una nueva conciencia de armonía entre los Seres Humanos y, sobre todo, de éstos hacia el Planeta.

Sienta más sobre la Psicostasia en:

Ciclos de renovación en el Ser Humano a la luz de la Obra Alquímica de la Psicostasis

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide