¿Té, infusión o tisana? Hace toda la diferencia

Es común escuchar todos los días a alguien pedir un té, pero en realidad muchas veces esa bebida ni siquiera tiene la planta del té. La confusión es mucha y se debe en gran parte a la popularidad que el té asumió a nivel mundial. Por lo tanto, es frecuente beber una simple infusión o tisana y llamar té a esa bebida.

El procede exclusivamente de la planta Camellia sinensis (raíces, tallos, hojas o flores), un árbol originario de la India y China, de la familia Theaceae y que puede alcanzar los 15 metros de altura. En Europa, por ejemplo, las únicas grandes plantaciones conocidas son en las Azores, concretamente en la isla de San Miguel. 

De Camellia sinensis se producen normalmente cinco variedades de tés:

  • Té Blanco es producido por el secado de las hojas más tiernas, pero sin ser fermentadas, luego apenas presenta teína;
  • Té Verde resulta de una ligera oxidación de las hojas y por lo tanto revela un nivel leve de teína;
  • Té Oolong es aquel en el que las hojas sufren una fermentación mediana (tiene nivel medio de teína);
  • Té Rojo es aquel en que las hojas son prensadas y fermentadas en barriles, presentan un nivel elevado de teína;
  • Té Negro resulta de una fuerte fermentación y ofrecen una muy alta concentración de teína.

Para la opción de Camellia sinensis se debe hacer una infusión (uso de calor). La planta de té debe ser puesta en agua fría durante unos minutos y sólo después de que se debe utilizar el calor, hasta una temperatura entre los 80 ºC y los 90 ºC, sin hervir, para poder sacar todo el provecho de los nutrientes que ofrece. La infusión debe durar unos 7 minutos, pero depende de la planta. Esta bebida sí es un té.

Foto de Natasha G en Pixabay.    El té procede exclusivamente de la planta Camellia sinensis (raíces, tallos, hojas o flores), un árbol originario de la India y China.

A continuación, cuando se prepara una Infusión de hojas secas o frescas de una planta como manzanilla, tilla, cidra o una aromática, se considera una infusión simple. El café resulta de una infusión del grano de la planta del café.

Ya cuando la Infusión se hace con más de un tipo de plantas – o partes de ella como hojas, flores, raíces, cáscara de fruta o semillas, entonces se llama una Tisana. Para este tipo de infusión la duración varía con el tipo de plantas utilizadas y puede variar entre 5, 10, hasta 15 minutos, para poder retirar todo el potencial. Esta mezcla de varias plantas también se conoce como Blend y es muy utilizada para fines terapéuticos y medicinales, aunque también es muy consumida por puro placer y allí las dosis son muy bajas para mayor provecho de sabores innovadores. Por ejemplo, prueba una buena Tisana de Hierbaluisa con Albahaca, Canela y Amaranto globoso.

Sin embargo, también hay quien utiliza las tisanas para aromatizar, por ejemplo, un té blanco o negro, en cuyo caso la bebida se convierte en un Blend.

Vemos que beber un té, una Infusión o una Tisana hace toda la diferencia.

Este texto es una toma de conciencia. Según la estación del año y el momento en que se encuentra, corresponde a cada uno sentir si debe consumir este alimento. La dosificación y frecuencia depende de la naturaleza y condición física de cada ser humano.

Sienta más sobre una infusión en:

El té verde, blanco o negro bloquea el sistema nervioso central

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide