¿Wi-Fi es una amenaza invisible para la salud?

Foto de Gerd Altmann en Pixabay.      Los campos magnéticos de bajas frecuencias y los campos eletromagnéticos de radiofrecuencia son “posiblemente cancerígenos para los humanos”, alerta la Organización Mundial de la Salud.

Existen, no se ven, pero sabemos de inmediato si están o no a nuestro alrededor porque ya somos dependientes de su existencia. Son las ondas eletromagnéticas no ionizantes emitidas a baja frecuencia a través de internet inalámbrico, que componen la llamada red wireless (Wi-Fi). En casa, en el trabajo o en la calle permiten la comunicación de voz, datos y/o imagen en tiempo real, a través de un ordenador, televisión, tablet o teléfono móvil.

Es la revolución digital que está cambiando el mundo a la velocidad de la luz, pero sin que la población observe los daños, a los cuales es sujeta todos los días por este cóctel de radiaciones. Todos los seres humanos son conejillos de indias de las ondas electromagnéticas de baja frecuencia y de la radiación correspondiente, advierten muchos científicos.

La propia Organización Mundial de la salud (OMS), en 2011 y luego en 2016, por la Agencia Internacional para la investigación sobre el cáncer, admitió que “los campos magnéticos de bajas frecuencias y los campos electromagnéticos de radiofrecuencias” son “posiblemente cancerígenos para los seres humanos” y también pueden causar hipersensibilidad electromagnética.

También en 2013, la Agencia Nacional de Seguridad y Salud de la Alimentación, Medio Ambiente y Trabajo (ANSES) recomendó: “limitar la exposición de la población a las frecuencias de radio, especialmente de los teléfonos móviles y en particular a los niños y usuarios frecuentes”, así como, “el control de la exposición global de la radiación de estaciones base de la red móvil”.

Solo en Portugal, hay actualmente más de 15.000 antenas de comunicaciones móviles instaladas y acceso a internet a traves de routers Wi-Fi, son alrededor de unos 3 millones. Sin olvidar las tarjetas de teléfono móvil activas que son de 16 millones. Además de todo esto hay también la infraestructura de suministro y distribución de electricidad, así como los innovadores contadores inteligentes que inundan el país. En muchos casos, hay puestos de alta tensión y estaciones base de telecomunicaciones cerca de las escuelas, dejando que el impacto electromagnético sea olvidado a cambio de compensaciones financeiras, como admiten algunos gestores de telecomunicaciones.

El regulador de las telecomunicaciones, Anacom, ha realizado inspecciones en Portugal, pero siempre considera todo normal. En 2016, se realizaron 1.846 inspecciones, de las cuales 242 junto a escuelas y el resultado es siempre el mismo: cumplen los niveles fijados por la ley (leer aqui), aunque no sean revelados los valores de la lectura

Sin embargo, todos conocemos personas que se sienten muy incómodas con el convívio directo con una antena de telecomunicaciones o incluso cuando entran en un centro comercial, donde hay gran concentración de luces, ordenadores, cajas registradoras, terminales automáticos de pago, sistemas de alarma, detección de incendios, cámaras de seguridad, internet fija y móvil. Un cóctel de campos electromagnéticos, es decir, contaminación invisible a simple vista que es perjudicial para nuestro organismo.

Controvérsia y discordia

También hay científicos que no están de acuerdo y contestan los estudios sobre el riesgo para la salud humana. A principios de 2017, el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), bajo los auspicios de la Universidad Complutense de Madrid, y cuya dirección fue asumida en 2016 por la Orden de Ingenieros de Telecomunicaciones, presentó un informe que admite el desmonte de 350 estudios, concluyendo que los niveles de exposición en Europa “son cientos o miles de veces inferiores a los recomendados por la Unión Europea, la OMS y la Comisión Internacional de Protección contra la radiación no ionizante (ICNIRP).

La verdad es que cada día que pasa estamos más expuestos a campos electromagnéticos sin que haya una medición global permanente de los lugares donde nos encontramos. Así que, a pesar de la incertidumbre, corresponde a cada uno de nosotros evaluar si vale la pena exponer a nuestro cuerpo, alma y espíritu a ese riesgo.

¿Cuáles son los riesgos?

Foto de Life-Of-Pix en Pixabay.     Hipersensibilidad eléctrica ya es reconocida como una enfermedad por el Parlamento Europeo.

Muchos científicos, incluyendo la Organización Mundial de la Salud, admiten que hay un riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de los radicales libres, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales en el sistema reproductivo (infertilidad en ambos sexos, que en el caso de las mujeres puede comenzar por alterar el ciclo menstrual, el proceso de la ovulación y llevar a abortos espontáneos), o la ruptura del sistema inmunológico, del sistema sanguíneo y sistema cardiovascular, déficit de memoria y aprendizaje, trastornos neurológicos e impactos negativos sobre el bienestar general de los seres humanos. Algunos de los síntomas se manifiestan a través de la vista cansada, dolores de cabeza o en los hombros, mente agotada, entre otros.

Si en relación con el sistema nervioso y cáncer del cérebro sigue siendo difícil probar la correlación estadística, ya en relación con la electrosensibilidad, el Parlamento Europeo, fue la primera entidad internacional en reconocer la enfermedad, en su resolución de 02 de abril de 2009 artº. 28:

“Los Estados miembros deben seguir el ejemplo de Suecia y reconocer que las personas que sufren de hipersensibilidad eléctrica, sean reconocidas como portadoras de discapacidad, garantizándoles una protección adecuada e igualdad de oportunidades” (Leer el documento en su totalidad).

En Suecia, el estado acepta bajas médicas por la electrosensibilidad y garantiza compensaciones financieras debido a la incapacidad.

En España, a finales de 2011, ha sido reconocida la hipersensibilidad eléctrica y por primera vez se concedió una pensión de jubilación completa a un empleado con esta incapacidad.

En Francia, por ejemplo, el escritor de 39 años Marine Richard, recibe una pensión mensual de invalidez, aunque el Estado francés no reconocer  la electrosensibilidad.

Hugo Dunkel, 29 años, citado por la revista Visão (edición de 05/05/2016), no descarta que factores psicológicos puedan contribuir a su electrosensibilidad, pero para el diseñador de Oporto, es imposible negar la evidencia de lo que le sucede: “Si estoy mucho tiempo usando la computadora con Wi-Fi o el teléfono móvil, la piel de mis manos se queda demasiado seca, los dedos se calientan y aparecen cortes casi instantáneamente.” Confiesa que ya fue “muy gozado e incomprendido”.

Por lo tanto, lo mejor es prevenir y la mejor solución es desconectar el Wi-Fi de casa, así como todos los aparatos electrónicos disponibles para garantizar que durante la noche no se quedará expuesto a las ondas electromagnéticas no ionozantes.

 

Foto de Wokandapix en Pixabay.      Antes de dormir apague la red Wi-Fi de toda la casa para tener una noche más tranquila.

Sienta más sobre Wi-Fi en:

Francia prohíbe Wi-Fi en guarderías y restringe en las escuelas primarias

 

Refuerce su conciencia en:

http://monit.it.pt/downloads/file113_pt.pdf

http://monit.it.pt/downloads/file102_pt.pdf

http://faqtos.pt/downloads/file224_pt.pdf

http://visao.sapo.pt/actualidade/sociedade/2016-05-05-Zona-Wi-Fi-Perigo-para-a-saude-

http://visao.sapo.pt/actualidade/sociedade/2016-05-05-Fui-obrigada-a-abandonar-tudo

https://pt.linkedin.com/pulse/como-os-campos-eletromagnéticos-e-electrónicos-nos-influenciam-noem

http://www.bbc.com/portuguese/curiosidades-37981911

http://www.icnirp.org/cms/upload/publications/ICNIRPemfgdl.pdf

http://www.icnirp.org/cms/upload/publications/ICNIRPStatementEMF.pdf

http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol80/

http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol10

http://www.who.int/ceh/capacity/radiation.pdf?ua=1

https://camposeletromagneticos.wordpress.com/2016/10/20/wi-fi-em-escolas-perigo-iminente/

https://camposeletromagneticos.wordpress.com/2017/01/23/energias-alternativas-um-perigo-para-a-saude/

http://monit.it.pt/downloads/file127_pt.pdf

http://www.faqtos.pt/index.php?id=15

 

 

 

 

 

 

 

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide