Melisa tranquiliza el sistema nervioso

Foto de Diana ERíos en Pixabay.    Una infusión de Melisa es un calmante natural y ayuda en las noches de insomnio.

Melisa (Melissa officinalis)

Propiedades:

Antiespasmódica, calmante, digestiva, antibacteriana, cicatrizante, analgésica, antiséptica e antiviral…

Infusión:

Comience por colocar dos cucharaditas de Melisa seca, durante unos minutos, en un poco de agua fría dentro de una taza. A continuación, añada agua caliente hasta 90 ºC (es decir, cuando el agua comience a hervir) y tape durante 10 minutos. Cuando se enfría está listo para consumir (ver aquí cómo hacer una infusión).

Indicaciones:

  • Ansiedad,
  • bronquitiscrónica,
  • cólicos, 
  • depresión, 
  • dispepsia,
  • dolores de estómago,
  • dolores menstruales,
  • náuseas durante el embarazo,
  • migrañas,
  • fatiga,
  • flatulencia,
  • gripe,
  • herpes, especialmente, el virus simplex,
  • insomnio,
  • limpia y cicatriza la piel,
  • náuseas provocadas por problemas emocionales,,
  • presión alta,
  • sistema nervioso,
  • taquicardias…

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad es rara, pero conviene estar atento, ya que cada cuerpo es diferente y puede provocar eventuales incompatibilidades, totales o momentáneas, generadas por su ingestión.

Este texto es una toma de conciencia. Según la estación del año y el momento en que se encuentra, corresponde a cada Ser sentir si debe consumir este alimento. La dosis y frecuencia depende de la naturaleza y condición física de cada Ser Humano.

Sienta más sobre infusiones en:

Tés verde, blanco o negro bloquean el sistema hormonal

Té, infusión o tisana, hace toda la diferencia

¿Cómo preparar una buena infusión?

¿Cuál es la infusión más adecuada a su momento?

 

 

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide