Las amoras no tienen “espinas” para la salud

Foto de Josep Monter Martinez en Pixabay   La mora, en particular la silvestre, delicia pequeños y grandes y el cuerpo agradece.

Las pequeñas bayas negras que se deshacen en la boca para ofrecer un sabor exquisito agridulce, para la delicia de niños y adultos, son una verdadera reliquia para nuestro organismo. Una popularidad que no es en absoluto afectada por las espinas que cubren esta planta rebelde, considerada por muchos dañina e invasora. La mora silvestre del género Rubus, de la familia de las rosáceas, coloniza normalmente terrenos baldíos y pobres o se reproduce justo al borde de un viejo camino. Ya su fruto es sensible y puede ser consumido a lo natural, en tés, zumos, dulces o en diversos platos.

La inusualidad de la mora llevó incluso a que Leonardo da Vinci le había dado tiempo para retratarla (vea aquí el dibujo realizado entre 1508 y 1510).

Foto de Dagny Walter en Pixabay.   El consumo de infusión de hojas de mora  silvestre no es recomendable para las personas que tienen problemas de hígado y mujeres embarazadas.

La mora silvestre posee propiedad diurética, antidiarreica, antioxidante, reguladora intestinal, cicatrizante, antiinflamatoria, bactericida, previene la osteoporosis, disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas, refuerza el sistema inmunitario y evita el crecimiento y propagación de las células degenerativas. Los orientales la consideran un verdadero purificador de la sangre y un elixir de la juventud.

Prepare una infusión

Para preparar una infusión de hojas de mora, solo hay que añadir dos cucharaditas de hojas de mora en un litro de agua caliente, colar y después de enfriar está listo para beber.

Si tiene dolor de cabeza, entonces aproveche las hojas de mora para colocar sobre la cabeza y verá que alivia el malestar que está sintiendo. El consumo de infusión de hojas de mora silvestre también es beneficioso para aliviar los dolores menstruales o el malestar de la menopausia. El té de zarzamora puede aún consumirse en sustitución de refrescos, zumos industrializados o aún para aquellos que  quieren perder peso, pues oferta un bajo nivel de calorías.

Cuidados com la infusión

El consumo de infusión de hojas de mora silvestre no es aconsejable a personas que tienen problemas de hígado y mujeres embarazadas, en este último caso puede causar contracciones en el útero y provocar aborto o un parto prematuro. Pero tenga en cuenta que la infusión de mora silvestre también puede ser perjudicial al ser consumido en grandes cantidades: puede causar trastornos estomacales, náuseas y vómitos, causar efectos tóxicos en el hígado e interferir con la absorción de calcio y hierro por parte del organismo. El consumo moderado es la mejor recomendación.

Este texto es una toma de conciencia. En consonancia con la estación del año y el momento en que se encuentra, cabe a cada un sentir si debe consumir este alimento. La dosis y frecuencia dependen de la naturaleza y de la condición física de cada Ser Humano.

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide