Consejos para el regreso a la escuela

Foto de Gerd Altmann en Pixabay.   El nuevo año escolar debe ser considerado como un reto para toda la familia, en particular la integración de los jóvenes de primer año.

El sol de verano está cambiando de intensidad cada día, un signo de que las vacaciones están llegando a su fin. Septiembre está ahí. Es hora de empezar a prepararse y también de concienciar a sus hijos para el regreso a clase.

Si para una gran mayoría de los niños es sólo el reencuentro de amigos y la continuación de una película que ya están acostumbrados, aunque parezca no tener fin, para muchos otros se trata de una nueva aventura. Es sobre todo para los nuevos alumnos y para los que tienen que cambiar de escuela donde debe haber una mayor preocupación por la integración para que no haya sorpresas desagradables.

El nuevo año escolar debe ser considerado como un reto para toda la familia. La organización, la tranquilidad y la seguridad son algunos pilares fundamentales para el éxito.

Voy a la escuela por primera vez

Los padres deben sentirse orgullosos, pero seguros y tranquilos para poder transmitir esa energía al niño. Los hijos son el espejo de los padres. Unas semanas antes del comienzo del año escolar, hable sobre el nuevo desafío que se avecina y recuerde cómo también fue importante para usted su debut escolar. Nada como una o dos buenas historias para crear entusiasmo e incluso resaltar quiénes son todavía hoy sus amigos de la escuela. Si es posible pase una o dos veces a la puerta de la escuela, aunque el niño ya la conozca, para que sienta mayor confianza y motivación en asistir a la que será su segunda casa. Pero para que la escuela sea la segunda casa nuestra casa debe ser verdaderamente la primera escuela. ¿Qué siente cuando pasa por la escuela? ¿Qué siente al estar a punto de ir a la escuela. ¿Qué siente por sus compañeros? ¿Está satisfecha y por qué? Estos son algunos puentes para poder hablar abiertamente con el niño y ayudarle en la integración.

Nueva escuela es una gran oportunidad

El cambio de escuela puede ser una gran oportunidad. Si el cambio se justifica a menudo por necesidades familiares, hay muchos casos en los que resulta de una promoción debido al fin de un ciclo escolar. Allí, el desafío de ambientación será más fácil si la transición va acompañada por uno o dos viejos amigos. En cualquier caso, los padres deben supervisar la recepción para que los profesores y los auxiliares puedan contribuir a la integración.

Actitud positiva 

La nueva aventura debe ser considerada siempre con motivación y mucha alegría. El sentimiento positivo ayudará a triunfar en un ambiente que pondrá diariamente a prueba toda la sensibilidad y personalidad del niño. Explique al niño la necesidad de saber superar desafíos, pero también muestre apertura y tranquilidad para hablar de lo que no podría salir tan bien, de acuerdo con las expectativas del niño. Hay que reforzar que errar y reconocer el error es el mejor principio para no volver a equivocarse.

Ser un buen anfitrión 

En un principio cualitativo de interacción, los padres deben aconsejar a sus hijos que sean buenos anfitriones, incluso aquellos que no fueran bien recibidos. Hay que cambiar los patrones y dar la bienvenida a sus nuevos colegas, ayudándoles gustosamente en su integración. Sólo esta práctica permitirá crear una segunda familia y un hogar donde todos se sientan verdaderamente bien.

Manifestaciones de desequilibrio

Niños con diferentes potenciales, como el Índigo, el Cristal o de las Estrellas, todos ellos son portadores de un potencial de la Nueva Era de Acuario. Estos son niños que irradian mucho amor de su corazón, no son agresivos, ni tampoco buscan por la competición, lo que lleva a que sean blancos fáciles de ‘bulling’. Son las semillas de una nueva sociedad diametralmente opuesta a la actual. Estos niños se sienten a menudo perfectamente desarreglados con la enseñanza actual y sin embargo se proponen alquimizar las energías de las escuelas, de los profesores o de los colegas. Para este tipo de niños, los padres deben tener una mayor atención, pues esta alquimización se manifiesta a menudo por alteraciones del nivel físico, del alma y del espíritu. No es casualidad que al comienzo de una guardería o en el primer año de escolaridad, aparecen manifestaciones a través de fiebres, resfriados, desequilibrios intestinales o digestivos como vómitos y dolores de cabeza, falta de apetito y pérdida de energía o vitalidad. En la mayor parte de estas situaciones será suficiente un descanso de la escuela, entre uno y dos días, para recuperar energías, pudiendo incluso sólo tomar los florales mencionados a continuación y una infusión de Melisa, Limoncillo o Hierbaluisa.

Foto de Esfera Dourada.       Los florales RQ7 y Rescue tienen la función de equilibrar, en situación de emergencia, las innumerables calidades y frecuencias de energías que componen la geometría vibratoria del Espíritu, del Alma y del Cuerpo del Ser Humano.

Las flores de Bach ayudan

El “remedio” Rescate del Dr. Bach – contiene la energía de cinco flores: Clematide (Clematis), Cerasifera (Cherry Plum), Impaciencia (Impatiens), Heliantemo (Rock Rose) y Leche de gallina (Star of Bethlehem) – si se toma días antes de la entrada en la escuela el niño se relaja, calma y refuerza la seguridad. Bastan unas pocas gotas de agua (de tres a cinco gotas) para ayudar a padres y niños a pasar momentos menos fáciles. No es casualidad que lo llamen Rescate

Además del “remedio” rescate de Edward Bach (hay también spray y solución infantil, sin alcohol), también puede elegir las esencias florales de Andreas Korte, como el RQ7 que tiene dos flores más que el Rescate, la Consolda Menor y Flor de Loto. El RQ7 se distingue por la forma de elaboración en el laboratorio PHI, en el que no hay corte de las flores y la consecuente separación de la planta madre, ni siquiera la falta de flujo después de 20 minutos de ser cortada.

Ambos florales tienen la función de equilibrar, en situación de emergencia, las innumerables cualidades y frecuencias de energías que componen la geometría vibratoria del Espíritu, del Alma y del Cuerpo del Ser Humano.

Estas flores se pueden encontrar en herboristas, farmacias homeopáticas y el RQ7 también se puede comprar en el sitio web PHI Essences

Infusiones para calmar

En ritual diario, preferentemente por la noche y en reunión familiar, haga una infusión de Limoncillo, Melisa, Jazmín o Manzanilla para comenzar a tranquilizar las noches de la familia. Esto puede ser un medio en la preparación de padres e hijos para la nueva etapa que se avecina. Como complemento a la infusión puede tomar tres gotas de RQ7 o Rescate.

Anticipe rutinas a su debido tiempo

Una o dos semanas antes del inicio del nuevo año escolar debe comenzar lentamente a preparar a los petizes para las nuevas rutinas. El horario de acostarse y levantarse deben comenzar a aproximarse a los nuevos horarios para que el niño cumpla el ciclo de sueño normal, sin las quejas tradicionales, y para que las nuevas rutinas entren a tiempo en los ejes.

Autoconfianza es fundamental

El niño necesita sentirse fuerte y seguro de sí mismo para enfrentar el nuevo desafío. Es bueno recordar que los niervos forman parte y que el papel de los padres es creer que el niño va a superar el nuevo reto. Todos los estrés del día a día como, por ejemplo, alguien tratando de presionar, chantajear o hacer “bullying” – físicamente o a través de Internet – debe ser hablado abiertamente para que el niño se sienta seguro y para que todo se resuelva de inmediato. En este sentido, es fundamental recordar la necesidad de la rápida integración escolar para que se creen nuevas amistades, lo que a veces también actúa como un freno para situaciones más abusivas. La unión hace la fuerza.

Temores o inquietudes se quedan en la puerta 

El nuevo entorno lleno de nuevos colegas, profesores y empleados es una gran oportunidad para hacer amigos y descubrir nuevos juegos. El miedo y el temor se quedan en la puerta, pues conviene subrayar que la escuela es un lugar de aprendizaje, pero también sirve para jugar en los recreos. Recuérdele al niño que su interacción con nuevos amigos tiene lugar también en la guardería o en las fiestas de cumpleaños y así será a lo largo de su vida en otras escuelas y luego en el mundo laboral.

Material escolar como estímulo

La compra adelantada de material escolar puede funcionar como estímulo adicional para la nueva etapa. La preparación oportuna y la organización de las mochilas debe hacerse aún en tiempo de juego para romper el hielo y también crear ánimo.

 

Foto de Pixabay.    Una o dos semanas antes de arrancar el nuevo año escolar debe comenzar lentamente a preparar a los niños para nuevas rutinas.
Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide