Conozca ocho cereales que invaden nuestra mesa

Foto de Marzena7 en Pixabay.    La semilla dorada es sinónimo de una alimentación rica y sana, pero atención porque tiene gluten.

Trigo integral mantiene todos los nutrientes naturales

Triticum es el nombre científico de donde todas las especies de trigo derivan y que se utiliza en la alimentación humana a través de pan, masa, pasteles, etc. Pero si para la gran mayoría de las personas, la semilla de oro es sinónimo de una alimentación rica y sana, hay algunas personas que son intolerantes a ciertas sustancias de ese cereal, en particular el gluten. Es por eso recomendado que en caso de duda o miedo pida ayuda a un especialista en nutrición. También está científicamente comprobado que el trigo en su estado integral, en lugar de refinado, presenta nutrientes que permiten a nuestro organismo combatir mejor los estreses en el aparato digestivo, regular el metabolismo, prevenir la arteriosclerosis, la diabetes tipo 2, la obesidad, el reumatismo y el enfermedades degenerativas, como por ejemplo el de la mama.


Foto de Stina_Magnus en Pixabay.     Las bolitas de avena son un ejemplo de lo que puede hacer con este cereal para tener una alimentación más amiga de su cuerpo. La avena puede ser encontrada en copo,  salvado o harina.

Avena combate compuestos cancerígenos

Es un grano de cereal duro y capaz de soportar condiciones de cultivo en suelo pobre, donde otro tipo de cultivos tendrían dificultad para sobrevivir. La avena puede encontrarse en copo, salvado o harina y además de resistente, presenta nutrientes que son indispensables para nuestro organismo. En este caso, el proceso de descascarado no retira el salvado del germen, garantizando así que toda la concentración de nutrientes de la avena se mantienen intactos. Es rica en fibras, proteínas, vitaminas y minerales. Media taza de té de avena, o tres cucharadas de salvado todos los días, ni sabe el bien que le hace. Puede consumirse al desayuno o a las comidas, por ejemplo, junto con una ensalada.

La avena garantiza que el organismo gane aliados para controlar estrés como la diabetes, el colesterol, la arteriosclerosis o la hipertensión. Ayuda aún a prevenir el enfermedade degenerativa , pues según los expertos, los nutrientes existentes en la avena favorecen la eliminación de los compuestos cancerígenos que son formados en el proceso de digestión de las grasas.

Pero atención porque la avena tradicional tiene gluten, luego para quien tiene intolerancia al gluten debe buscar, en las casas propias, la avena sin este nutriente.


Foto de Adelia Rosalinda en Pixabay.      El arroz es el tercer cereal más producido a nivel mundial, justo detrás del maíz y del trigo.

Arroz es una fuente de hidratos de carbono

Procedente de Asia, el arroz es la base de la alimentación de una gran parte de la población mundial. No es de extrañar por eso que sea el tercer cereal más producido en el planeta, justo detrás del maíz y del trigo.

La China y la India son los mayores productores de este grano que independientemente de ser pequeño, medio o largo, es rico en hidratos de carbono, pero también proporciona proteínas, vitaminas y minerales esenciales a nuestro organismo. Se utiliza tradicionalmente en recetas de cocina o en productos alimenticios como, por ejemplo, leche o aceite de arroz, este cereal es también parte activa en productos de belleza, en la alimentación de animales tanto directamente o a través de subproductos como raciones. También se utiliza para hacer fertilizantes, producir energía eléctrica a través de centrales de biomasa que queman la cáscara de arroz, pero el grano también puede también utilizarse para otras prácticas, como por ejemplo, secar aparatos electrónicos o madurar fruta.

Pero atención que el vulgar arroz blanco, o sea refinado, ya perdió parte de sus ingredientes, al contrario de lo que sucede con el arroz integral.

En Portugal, el consumo de arroz es uno de los más altos de Europa, las últimas estadísticas apuntam para que, en promedio, cada portugués consuma alrededor de 15 kilogramos por año. Una alimentación rica en arroz es una gran fuente de energía, debido a la elevada concentración de hidratos de carbono, pero proporciona nutrientes para que el organismo resista al estrés de colesterol, diabetes, presión arterial, estreñimiento, digestivos y diuréticos el enfermedade degenerativa  del intestino o del colorrectal.


Foto de Imagesthai.com en Pexels.       La harina de centeno retiene una gran cantidad de nutrientes después de la molturación y del refinado porque es difícil separar el germen del salvado y del endospermo.

El centeno tiene un bajo nivel calórico

Más largo y delgado que el trigo, con un color amarillo-pardo o verde grisáceo, el grano de centeno se conoce científicamente como Secale cereale. Es muy utilizado en la elaboración de raciones, harinas (para fabricar panes o pasteles), cerveza, whisky y vodkas, o en la alimentación de animales a través de forraje o heno. En la molturación y refino, al contrario del trigo, es difícil separar el germen del salvado y del endospermo del centeno, luego la harina retiene normalmente gran cantidad de los nutrientes.

En la alimentación del ser humano es necesario alertar que es indicado siempre que la persona sea tolerante al gluten. En este caso, el centeno se recomienda para diabéticos, hipertensos y atletas, una vez que es rico en fibras, minerales y bajo en calorías. El consumo de centeno fortalece la flexibilidad de las arterias, combate la arteriosclerosis, la hipertensión, el estreñimiento, mejora la digestión y el metabolismo, reduce la posibilidad de asma y previene el el enfermedade degenerativa de colon.


Foto de congerdesign en Pixabay.         La cebada tiene un profundo sabor a nuez y es rica en fibra, vitaminas y minerales.

Cebada es el quinto cereal más producido en el mundo

Es prima alejada del trigo, procedente de Asia y de África, su grano tiene un profundo sabor a nuez y es rico en fibras, vitaminas y minerales. Es el quinto cereal más producido en el mundo y es una fuente de alimento para el ser humano (panadería, pastelería, pasta y es también un ingrediente de la cerveza) y animales, pudiendo también ser consumido en grano, salvado, harina soluble (especie de café), té o en cápsulas.

Pero atención porque la cebada contiene gluten, luego no debe ser consumida por quién es alérgico.

Para la mayoría de las personas los beneficios pasan por el refuerzo del sistema inmunológico, aumenta la facilidad en la digestión, el control del colesterol, la diabetes, la hipertensión, previene estrés de obesidad, artritis, impotencia, renales y de piel (traba el envejecimiento precoz y estimula el crecimiento del cabello y uñas), además del enfermedade degenerativa de colon.


Foto de Altamir Lavoratti en Pixabay.      El maíz es el cereal más popular del mundo, pero la mayor parte es producida a través de semillas genéticamente modificadas y que tienen un impacto nocivo para los seres humanos y también para el medio ambiente.

El maíz está en las manos de la ciencia genética

Procedente de México, crece en mazorcas, cada una cubierta por varias filas del gran amarillento, aunque puede asumir otros colores, que están protegidos por una seda que forma una cáscara a envolver toda la mazorca. Es el maíz, el cereal más popular del mundo y también el más producido, en gran medida, cerca del 70%, gracias a la mutación genética que desde mediados del siglo pasado fue introducida y cuyo real impacto en el ser humano y en el medio ambiente aún no es totalmente conocido.

El maíz se asume con uno de los alimentos más nutritivos que existe, en gran parte debido a la generalidad de los aminoácidos que contiene. Tal vez por eso, en los primordios era conocido como el “sustento de la vida”, no sólo para el ser humano, sino para los animales en general. El oro del granero desempeña un papel importante en el refuerzo de la inmunidad, en la prevención de estrés digestivo, colitis, colesterol, diabetes, hipertensión, osteoporosis, epilepsia, actúa como agente anticancerígeno, además de frenar el alzheimer y el envejecimiento. Sin embargo, los cambios genéticos introducidos plantean ahora muchas dudas sobre los beneficios del maíz.


Foto de Luis Iranzo Navarro-Olivares en Pixabay.       El trigo sarraceno no contiene gluten y puede encontrarse, por ejemplo, en pastas.

Trigo sarraceno es un faro para los alérgicos al gluten

Es de la familia de la ‘polygonaceae’, pero no es una gramínea como el trigo tradicional y es también conocido como alforfón. Tiene un sabor de nuez agradable y no contiene gluten. Se vende crudo o tostado y contiene ocho tipos de aminoácidos, fundamentales a nuestro organismo, además de ser una fuente de fibra y de vitamina B, magnesio, cobre, calcio, manganes, fósforo y flavonoides que actúan como antioxidantes. Según los expertos, el trigo sarraceno ayuda a bajar los niveles de azúcar, controlando la diabetes, baja la presión arterial y reduce el colesterol malo en la sangre.


Foto de Bishnu Sarangi en Pixabay.       El mijo se usa en la confección de panes, papas, pasteles, diversos platos y postres.

Mijo es rico en minerales

Es de la familia de la planta del maíz, procedente de Asia y del Norte de África, el mijo, es un cereal más antiguo que el arroz, la cebada, el trigo o el centeno. Es altamente nutritivo, suave, contiene mucha fibra y también de fácil digestión. En la alimentación humana se utiliza en la confección de panes (en Asia e India), pasteles y diversos platos y postres, además de ser común en la alimentación de aves y otros animales.

Tiene sólo 3% de grasa, 15% de proteína, vitaminas del complejo B, aminoácidos esenciales, lecitina, alguna vitamina E y tiene valores elevados de minerales como: el hierro, el magnesio, el fósforo y el potasio. Es el único cereal alcalino y no contiene gluten, lo que es un gran aliado para los alérgicos a esa propiedad.

El mijo beneficia la digestión, náuseas, estrés de sueño, prevención de la osteoporosis gracias al alto contenido de calcio, controla la diabetes, el colesterol y la anemia, fortalece el sistema nervioso, además de actuar sobre la piel, las uñas, el esmalte de los dientes.

 

Este texto es una toma de conciencia. En consonancia con la estación del año y el momento en que se encuentra, cabe a cada un sentirse si debe consumir este alimento. La dosis y frecuencia dependen de la naturaleza y de la condición física de cada Ser Humano  

Sienta más sobre cereales en:

Los cereales deben tener un peso elevado en nuestra alimentación

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide