15 maneras de reutilizar los granos de café

Nada como dar la bienvenida al día con un buen café o una taza de infusión de una planta deliciosa. Un sabor notable y un aroma inconfundible que nos hacen especiales y nos dan el impulso energético necesarios para comenzar nuestro recorrido diario. Pero, ¿qué pasa con los granos de café o las hojas de infusión después de usarlas? En la mayoría de los casos, la prisa y la inconsciencia los lleva a que los granos y las hojas terminem en la basura. Estás desperdiciando dinero. En Portugal, por ejemplo, se calcula que se producen más de 65000 toneladas de borras de café al año. Si una persona toma un café al día en casa, al cabo de un año son 1,8 kilos de nutrientes que pueden servir para fertilizar tus plantas, repeler insectos, quitar malos olores de objetos o de la casa, limpiar tuberías, quitar ciertos olores de las manos, aliviar el dolor de una picadura de insecto o incluso de una quemadura. Hay múltiples usos para aquellos que quieran reutilizar y aprovechar lo que muchos consideran basura, dando así una nueva oportunidad para que la naturaleza también disfrute de los beneficios de tu café o té. Conoce ahora en más detalle 15 consejos para una reutilización a su medida:

  1. Cultivar champiñones

    Si te gustan los champiñones y bebes café entonces manos a la obra y cultiva tu propia seta. Elige la semilla de la especie que más te gusta y que podrá ser fácilmente cultivada en granos de café. Mezclar ambas en un recipiente y guardarlas en un lugar oscuro durante cuatro semanas. Luego pon en un lugar con luz, pero no demasiado, en un ambiente templado y húmedo durante tres o cuatro semanas más, y ahí es cuando empiezan a brotar. Por fin es sólo esperar el mejor momento para cosechar y degustar. Esta producción artesanal para aprovechar el reciclaje de café ya ha dado origen, por ejemplo, a negocios creativos que hoy ya ganan mucho dinero.

  2. Repelente de insetos

    La reutilización del café y las hojas de té también protege a las plantas contra insectos, cierto tipo de larvas, caracoles, babosas y también elimina bacterias u otros microorganismos no deseados. Esta función de repelente también es válida para otro tipo de plagas como es el caso de las hormigas. Pon las hojas de té en el camino de las hormigas o en un platillo dentro del armario y verás cómo se alejan.

  3. Fertilizante natural

    Los granos de café son ricos en nitrógeno y otros nutrientes, por lo que constituyen un buen fertilizante natural que puede utilizarse fácilmente para fertilizar tus plantas o jardín. Según los expertos, en el caso del cultivo de zanahorias o rábanos, las semillas deben mezclarse con granos de café durante unos días antes de plantarlas. Esta etapa impulsará su crecimiento.
    Utiliza también las hojas de té junto al agua que riega tus plantas y verá que ellas agradecen este bono nutricional. También podrás colocar las bolsas de té usadas en medio de la tierra, así que además de ayudar a retener el agua, las hojas usadas también sirven de abono a las plantas.

    Foto de Esfera Dourada.     Los granos de café son ricos en nitrógeno y otros nutrientes y por lo tanto constituyen un buen fertilizante natural.
  4. Limpiador de tuberías

    La limpieza de las tuberías de la cocina, o del baño, se puede hacer con los granos de café, ya que ayudan a eliminar la grasa, restos de detergente y otros elementos que se acumulan con el tiempo. No hay peligro de que el café se atasque porque no se acumula en las tuberías, sigue el rastro del agua. Si los granos de café se vierten en las cañerías de su casa una o dos veces al mes, con agua hirviendo, es mucho menos probable que tenga problemas de obstrucción, además de eliminar los malos olores de las tuberías.

  5. Desodorante del ambiente

    Los olores no deseados en un baño, en una sala frecuentada por fumadores o incluso en una nevera pueden ser fácilmente anulados por los granos de café secos o por las hojas de las infusiones. También si echas hojas de la infusión secas dentro de la caseta de animales, o de la propia cuna, verás que el mal olor desaparece. Pero ten en cuenta que al utilizar los granos de café, su olor intenso puede funcionar como un repelente de animales. También los olores que se acumulan en el armario de los zapatos pueden ser anulados con los granos de café secos.

  6. Limpieza

    La acidez y el abrasivo de los granos de café son la solución para limpiar una olla u otro objeto lleno de manchas difíciles. Al cepillar o frotar comprobarás que las manchas desaparecen fácilmente, pero después debes pasar inmediatamente agua para que no se tiña con el color del café.

  7. Anti-pulgas

    El polvo de café esparcido en el pelo de tu mascota trata a las pulgas y otros parásitos de forma natural, es decir, sin recurrir a los tradicionales venenos químicos que pueden poner en riesgo a quienes interactúan con los animales.

  8. Olor en las manos

    El que pela ajo, cebolla o pescado, sus manos huelen a esa comida. Una de las formas de eliminar el olor es lavar con lías de café y luego enjuagar con agua y detergente.

  9. Esfoliante

    Limpiar la piel de forma natural y barata es accesible para cualquier persona. Basta con usar los granos de café fríos y masajear la cara o la parte del cuerpo deseada y después de unos minutos de reposo es sólo lavar con agua tibia. Esta acción elimina la capa de células muertas y hace que la piel más fresca y suave.

     

    Foto de StockSnap en Pixabay.    El uso de granos de café para lavar el cabello es un truco mágico para acabar con la caspa.
  10. Pelo más brillante

    Lavar el cabello con granos de café los hará más oscuros, brillantes y suaves. Pero más allá de la belleza, los granos aún evitan la aparición de caspa.

  11. Combate a la celulitis

    Mezclar aceite de vitamina E con café molido y masajear toda la zona del cuerpo donde se encuentra la celulitis. Repite este proceso dos o tres veces más antes de bañarte. Después de unos días de masajes comprobarás que la piel estará más suave y brillante.

  12. Jabones

    Haz tus jabones utilizando granos de café. Con esta solución el cuerpo absorberá a través de la piel todos los nutrientes del café.

  13. Teñir tejidos y papel

    Si tienes alma de artista y quieres teñir un suéter con un color original, los granos de café te pueden ayudar. Hierve agua en una olla con caf molido y luego sumerge la tela o el suéter durante tres horas. A continuación es sólo secar, planchar y usar, pero ten en cuenta que el color tiende a perderse con los sucesivos lavados. La misma operación se puede hacer con papel y el resultado es un tono envejecido.

    Foto de Susanne Jutzeler, suju-foto en Pixabay.    Si eres un amante del café, aprovecha los granos para hacer tus propias velas con olor a café.  
  14. Velas

    Derritir velas antiguas, mezclar con borras de café y en el medio coloque la tradicional mecha. Y he aquí que nace una nueva vela con aroma a café.

  15. Pulir muebles

    Los granos de café mezclados con agua tibia hacen una pasta cremosa que es ideal para pulir muebles de madera oscura. Esta pasta elimina la suciedad y los riesgos para luego ser adecuadamente restaurados.

Me encanta
rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide